¿Cómo despertar el deseo sexual?

 

En la última entrada de nuestro blog hablábamos de los problemas que nos trae la falta de apetito sexual. Y prometimos aportar las soluciones en este nuevo. Bien ahí van algunas ideas.

• AGENDA: Planifica tus relaciones sexuales. Todos los estudios sexológicos dejan claro que las relaciones sexuales no tienen por qué ser siempre espontáneas.

• PRELIMINARES: Cuídalos. Que no sintamos el deseo de forma espontánea no significa que no queramos tener sexo. Alargar y esmerarnos en los preliminares, retrasando de forma premeditada el momento del coito podremos conseguir que el deseo acabe apareciendo.

• ACTITUD: Sé sensual, siéntete sensual, con imaginación, recurriendo a prácticas que sabes son placenteras, y evitando las que no lo han sido en el pasado. Si eres creativa y tienes buena actitud merecerá la pena.

• ROMPE: con la rutina, crea situaciones nuevas, inesperadas (una cena, un viaje…..) que darán emoción y aventura al momento.

• EMOCIONES: debes elegir un momento emocionalmente estable. Los problemas emocionales no se solucionan en la cama.

• EL ORGASMO: Aunque para el hombre una relación sexual satisfactoria pasa por alcanzar el orgasmo, pero no siempre es así para nosotras. Así que no lo busques, déjate llevar y disfruta de la relación

• TERAPIA: con una terapia de pareja podrás mejorar la comunicación, eliminar rutinas e incorporar actitudes creativas e imaginativas, aprender a saber qué desea el otro, a excitarle, a motivarle, a sorprenderle, a proponer cosas nuevas.

• FÁRMACOS: no son muchos los fármacos que se han descrito para facilitar y aumentar la libido en la mujer, algo que ahora sin embargo está empezando a cambiar, para alivio de muchas de nosotras.

La terapia Hormonal Sustitutiva (THS) ha sido y sigue siendo un tratamiento muy eficaz para aliviar la falta de deseo sexual y, además, para favorecer que la relación sexual sea más placentera, ya que no sólo afecta a nuestra mente, si no que también favorece el flujo de sangre a nuestros órganos sexuales, haciéndolos más receptivos y sensibles.

Tibolona: empleada también como tratamiento coadyuvante de la THS en la menopausia, es tan eficaz como la THS y más segura.

Estrógenos vaginales. Tan eficaces en el alivio de la sequedad y falta de sensibilidad vaginal y sin los efectos escundarios de la terapia sustitutiva.

Andrógenos: con mucha eficacia pero muchas contraindicaciones, ya que no pueden/deben ser empleados en mujeres no histerectomizadas.

Ospemifeno: reduce el dolor en las relaciones sexuales ya que mejora el deterioro que se produce en la mucosa vaginal como consecuencia del déficit hormonal.

Fitoterapia: se están comercializando muchos preparados que contienen Maca Andina, extractos de Ginkgo Biloba y compuestos complejos que contienen L-Arginina, todos ellos productos naturales que parecen tener efectos positivos en el apetito sexual, frecuencia de orgasmo y la satisfacción obtenida.

* REJUVENECER: Hablamos de terapias “Antiaging” destinadas a rejuvenecer y restablecer la zona íntima de la mujer solucionando los problemas que ocasiona el paso del tiempo. Se trata de soluciones a la Atrofia Vulvovaginal y los síntomas que ello conlleva: sequedad vaginal, escozor, irritación.

Ácido Hialurónico inyectable: Ha supuesto un gran avance para ayudar a recuperar la satisfacción durante las relaciones sexuales sobre todo en la época postmenopáusica ya que hidrata y tonifica la región genital.

Tratamiento láser CO2. Cada vez es más utilizado en ginecología, favorece la formación de colágeno hidratando las paredes vaginales y la zona genital, y mejora el tono y elasticidad vaginal para restaurar, regenerar y restablecer el aspecto y funcionalidad de la zona tratada.

Fisioterapia de suelo pélvico: mejora la elasticidad y la musculatura perineal.

* HIDRATAR: Mejorar la hidratación vulvo-vaginal y la lubricación: con ello pretendemos romper el círculo vicioso de dolor con las relaciones sexuales (dispareunia) y la consecuente evitación de las mismas, mediante tratamientos locales con cremas hidratantes y lubricantes.

 

Como ves hay muchas terapias que pueden ayudarte.

No dudes en consultar con tu ginecóloga, no sufras, rompe el tabú hablando de ello y… ¡¡¡DISFRUTA!!!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.